mountain bike-blog-magazine

Running y Mountain Bike, ¿Son compatibles?

Running y Mountain Bike, ¿Son compatibles?

Generalmente ahora en invierno, cuando hace mal tiempo o cuando tenemos muy poco tiempo, son muchos los bikers que buscan alguna alternativa para mantener su condición física en óptimas condiciones ya que no pueden salir a pedalear. Una de esas alternativas y más frecuentes es el running. Todos sabemos que para practicar el Mountain Bike necesitamos una serie de equipamiento y condiciones, al contrario que la carrera a pie, que podemos hacerla en cualquier sitio y sin apenas equipamiento y sin la necesidad de que sea de día. También podemos considerar el running como una manera de romper la rutina de entrenar con la bici todos los días.

Una prueba de unir el running y el Mountain Bike es el crecimiento de los duatlones de montaña donde cada vez más podemos encontrar biker participando en esta modalidad. Claro ejemplo donde se puede ver la compatibilidad entre el running y el Mountain Bike

Seguro que hemos oído hablar o leído mucho sobre la incompatibilidad o no de ambas disciplinas pero lo que sí sabemos es que mucha gente practica esos dos deportes sin problema alguno, ya sea un aficionado hasta un profesional y sin que aparezca alguna lesión, la cual, podamos relacionar directamente al correr y pedalear.

Si corres para completar tu entrenamiento, solo debes tomar las típicas precauciones, buen calzado, intentar correr por superficies blandas y evitar lesiones por sobrecarga, ten en cuenta que el correr supone un mayor impacto en nuestras articulaciones que pedalear. Si participas en duatlones, obviamente deberás practicar más intensivamente las dos disciplinas. Un preparador físico te ayudaría a planificar tus entrenamientos y encontrar la forma más adecuada para evitar lesiones o posibles contratiempos.

Lo ideal es coordinar fases de entrenamiento intensivo de bici con entrenamientos más suaves en carrera y viceversa. Tu cuerpo se adaptará mejor y soportará mucho mejor el esfuerzo, si focalizas los esfuerzos en una sola disciplina, mejorará el rendimiento. Si entrenas a tope ambas disciplinas simultáneamente probablemente obtengas malos resultados ya sea por exceso de fatiga, lesiones, sobre cargas o roturas fibrilares.

Si en una sesión de entrenamiento vas a correr y pedalear, lo más recomendable es hacer la sesión más intensa siempre en primer lugar ya que es cuando más rendimiento y calidad puedes aportar al entreno. La segunda parte debe ser más suave, por la fatiga de la primera sesión y la menor capacidad que tiene tu cuerpo para adaptarse al esfuerzo.

Debes tener en cuenta que, al practicar dos disciplinas diferentes, con gestos técnicos también diferentes, y distintos grupos musculares, es imprescindible que dediques más tiempo a la recuperación. El soportar este esfuerzo implica mayor fatiga y por lo tanto es necesario tener días de entrenamiento suave entre los días de entrenamiento de mayor exigencia y dedicar más tiempo al descanso y recuperación como masajes, sueño y estiramientos.

Una recomendación es la de trabajar tu abdomen. La musculatura de la zona abdominal es importante en cualquier deporte y en especial en el running. Nuestro cuerpo recibe reiterados impactos al correr, tantos como apoyos de nuestro pie con el suelo, esto provoca que sea necesario que debamos trabajar y proteger algunas partes de nuestro cuerpo como puede ser la curvatura de la columna vertebral y la mejor manera es fortaleciendo la musculatura abdominal. Cuando decimos músculos abdominales nos referimos a todos en su conjunto, todos os músculos que rodean al tronco, no solo la famosa tableta de chocolate. Este grupo de músculos hace el papel de “faja” y reduce las lesiones en los discos intervertebrales y otras comunes de la zona lumbar.

Para practicar dos modalidades de deporte debemos tener un periodo para que nuestro cuerpo de adapte correctamente, especialmente para correr y ciclismo. En el cambio de pedalear a correr es un cambio brusco en e tipo de movimientos y de trabajo muscular ya que si vamos pedaleado no soportamos el peso de nuestro cuerpo y empujamos unos pedales y corriendo soportamos todo nuestro peso corporal y los impactos contra l suelo al correr, pueden provocar algún colapso en la musculatura de nuestras piernas. Por lo tanto en ese cambio brusco de movimientos y de trabajo muscular, nuestro cuero requiere un tiempo de adaptación para poder trabajar de manera óptima. Con el entrenamiento de la transición de bici a correr, podremos reducir el tiempo de adaptación y eliminar esas malas sensaciones de cuando te bajas de la bici y empiezas a correr. Este tipo de entrenamientos lo desarrollan muy especialmente los atletas de duatlones.

Cuando corres aumenta y mejora tu nivel cardiorespiratorio que pedaleando ya que mueves mucha más masa muscular. Debido a esto el corazón debe bombear más sangre y se alcanzan niveles de frecuencia cardíaca más elevados que en una bicicleta. La posición erguida provoca un aumento del pulso con respecto a la posición más reclinada de la bicicleta, debido a que la gravedad dificulta el flujo de sangre ascendente.

Correr es una buena forma de trabajar la fuerza del tren inferior, pero también debes precaución de evitar las temidas tendinitis. Para evitarlas es recomendable correr sobre tierra o hierba y con un calzado adecuado.

A la hora de practicar el Mountain Bike, podremos soportar mucha tensión en hombros y tríceps si rodamos por zonas muy técnicas. Lo mejor para evitar lesiones es trabajar en gimnasio este grupo muscular para evitar fatigas por ejemplo en bajadas muy largas. También debemos tener cuidado con las caídas, cosa poco frecuente en el running. Fracturas, abrasiones y traumatismos son riesgos a los que siempre debemos estar atentos y evitar en la medida de lo posible.

En e MTB el trabajo muscular por excelencia está en las piernas, esto implica que sea más difícil alcanzar una frecuencia cardíaca elevada con respecto a la carrera a pie. El estrés muscular es mucho menor y la musculatura queda menos dañada, por este motivo se pueden pasar muchas más horas pedaleando que corriendo.


Related Articles

Las rutinas de entrenamiento, clave del éxito.

Cada vez que hemos hablado de entrenamiento para Mountain Bike, siempre aparecen, de un modo u otro, las rutinas. Cuando

Entrenar después de vacaciones

Muchos de nosotros seguro que estamos o hemos estado de vacaciones, las tan deseadas vacaciones después de un año duro

Capsulas de sal para el aumento del rendimiento en el deporte

Recientemente se ha publicado un estudio por un equipo de científicos del laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la Universidad

1 comment

Write a comment
  1. Xavi
    Xavi 21 abril, 2018, 15:51

    Gracias por explicar tan amenamente estos detalles. He leído mucho sobre el tema y siempre se tiende a entrar mucho en los tecnicismos de biomecanica y el tema queda confuso. Seguiré las recomendaciones que dáis. Si en algo tengo experiencia es que las irregularidades en los entrenos de runnning se acaban pagando y hay que ser disciplinado.

    Reply this comment

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*