mountain bike-blog-magazine

Mantenimiento de la dirección de nuestra Mountian Bike

Mantenimiento de la dirección de nuestra Mountian Bike

Después de muchas salidas al monte con barro, polvo y agua, es posible que tengamos que hacer algún mantenimiento en nuestra dirección ya que podemos notar que no va tan suave como antes o escuchar pequeños ruidos provenientes de la parte de la dirección y que pueden llegar a ser un poco molestos. Con un pequeño mantenimiento y muy poco esfuerzo podréis dejar vuestra dirección como el primer día, funcionando a la perfección.

Para realizar este mantenimiento necesitamos estas herramientas, conjunto de llaves de Allen, alcohol isopropílico, grasa de teflón y un trapo para limpiar, un poco de tiempo y por supuesto, ganas de hacer algo de mecánica y conocer nuestra bici un poco mejor.

Lo primero que debemos hacer es quitar la rueda delantera y una vez quitada debemos proceder a desmontar la pinza del freno ya que debemos liberar de todo anclaje a nuestra horquilla.

Para no tener problemas con nuestros frenos es muy recomendable poner el protector en la pinza de freno para evitar juntar las pastillas debido a un accionado accidental de la maneta de freno y tener una avería mayor.

También debemos quitar el anclaje del cable de freno a la horquilla para poder extraerla sin problemas.

Ahora debemos extraer el anclaje de la potencia que hace compactar el conjunto de la dirección. Debemos desenroscar por completo el tornillo y extraer la tapa y espaciadores si tenéis, por ahora, la horquilla no está suelta ya que continúa estando finada por la potencia.

Seguidamente, empezamos a aflojar los tornillos que fijan la potencia a la horquilla. Cuidado, debemos mantener la horquilla con la mano ya que ahora sí que se podría soltar, no tendría ninguna fijación. Para aflojar los tornillos de la potencia, es recomendable hacerlo alternativamente en cada tornillo, no aflojar uno del todo mientras dejamos el otro totalmente apretado, hay que hacerlo los dos tornillos simultáneamente.

Extremos el manillar con cuidado y lo dejaremos a un lado, debemos colocarlo adecuadamente para no dañar los cables de freno y cambios. Una vez hecho esto podremos extraer la horquilla sin problema. Un pequeño empuje hacia abajo y saldrá sin problemas.

Quitaremos la tapa que protege a los rodamientos de la dirección, en nuestro caso es una dirección semi-intregrada. Podremos extraer los rodamientos de arriba para su limpieza así como la pista de rodamiento de la parte superior. También, de la misma manera podremos extraer el rodamiento de la parte inferior. En nuestro caso y como en la gran mayoría de las direcciones es tapered, es decir, dirección cónica.

Ahora es el momento de limpiar con alcohol isopropílico las pistas de rodamiento y los rodamientos para quitar toda la suciedad que contenga el conjunto de la dirección.

También debemos limpiar la pista de rodamiento de la horquilla para mejorar el deslizamiento.

En este paso debemos engrasar con grasa de teflón las pistas de rodamientos de las cazoletas, tanto superiores como inferiores, así como ambos rodamientos y pista de rodamiento de la horquilla. No hay que pasarse mucho con la grasa, si usamos demasiada podría ser la causa de que se incrustara mas polvo y suciedad.

Una vez todo limpio y adecuadamente engrasado, volveremos a montar la horquilla introduciéndola con cuidado en la pipa de dirección y colocaremos la protección de nuevo que cubre a los rodamientos y los espaciadores. Tenéis que tener mucho cuidado a la hora de colocarlos rodamientos ya que tienen una posición determinada. Fijaos bien a la hora de desmontar los rodamientos la posición en la que están.

Volveremos a colocar el manillar en su sitio, esto siempre sujetando la horquilla desde abajo y haciendo un poco de presión hacia arriba para compactar bien el conjunto de la dirección. Cuidado con los cables de frenos y cambio que no se crucen y verificando que introducimos el manillar en la posición correcta.

Volveremos a insertar la tapa con los espaciadores, en nuestro caso tenemos espaciadores tanto debajo de la potencia como arriba. Apretamos de una manera firme pero no extremadamente apretada el tornillo que hace de sujeción de la horquilla mediante la araña que hay dentro del tubo de la horquilla para que no se salga de la dirección y mantenga compactado el conjunto.

Apretamos los dos tornillos de la potencia pero debemos dejarlos un poco flojos para luego alinear el manillar con la rueda. A la hora de apretar los tornillos, debemos hacerlo igual que cuando los aflojamos.

Volveremos a colocar la pinza de freno y sacamos la protección para que no se junten las pastillas, tampoco debemos apretar los tornillos del todo ya que debemos centrar la pinza con el rotor para evitar los roces una vez colocado la rueda. Cuando tengamos colocado la rueda delantera, la haremos rodar y accionamos el freno del todo para dejar la rueda inmovilizada y sin soltar el freno, apretamos firmemente los tornillos que fijan la pinza a la horquilla y así quedará centrada la pinza, esta acción podremos repetirá las veces necesarias hasta dejar correctamente situada la pinza.

Alineamos el manillar con la rueda de manera adecuada y completaremos el apriete de los tornillos de la potencia para dejar firmemente la potencia fijada al tubo de la horquilla.

Para comprobar que todo está correcto y que está todo bien montado, comprobaremos que el manillar gira con normalidad y de manera suave y que no escuchamos ningún ruido. Seguidamente con la bici en el suelo y con el freno delantero totalmente accionado, realizaremos suaves movimientos hacía adelante y hacia atrás y con los dedos puestos en la dirección no deberemos notar ninguna holgura. Una vez comprobado que todo está correcto, podremos limpiar toda la parte tratada.


Related Articles

Fork Juice: Lubricante Eficiente, Práctico y Asequible para Suspensiones de Bicicletas

A partir de 2009, la que hasta entonces era una pequeña empresa, Juice Lubes, lanzaba al mercado un novedoso y

Ajustre del Cambio Trasero

Encontrar problemas con el cambio trasero puede asustar, pero enfrentarte a ello es muy sencillo, aunque parezca lo contrario. Con

Como cambiar las pastillas de nuestro freno de disco. Sencillo y rápido.

Un cambio de pastillas de nuestros frenos de disco no nos debería causar ninguna molestia y ninguna dificultad ya que

1 comment

Write a comment
  1. MarceloZippo
    MarceloZippo 2 enero, 2017, 13:12

    Hola, quería saber si cuando desarmaste en la parte de abajo encontraste una arandela de plástico que suele llamarse guarda polvo?, la mia se a roto y no la encuentro por ningún lado. Y no se si es sumamente indispensable o no. Gracias

    Reply this comment

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*