mountain bike-blog-magazine

Bidón o Mochila de Hidratación. ¿Cuál prefieres?

Bidón o Mochila de Hidratación. ¿Cuál prefieres?

Como bien podemos observar, el calor no remite, es mas hoy sufriremos, según las predicciones, el día mas caluroso del año, con temperaturas de hasta 42 grados en el sur de España, incluso en el norte llegando a los 37 grados. Con este panorama en toda la geografía española, es difícil salir a montar o al menos nos pensamos mucho el salir a entrenar. Podemos salir a pedalear sin problema, respetando algunos consejos como no hacer ejercicio físico a las horas centrales del día y por supuesto hidratarse mucho. En un artículo pasado os mostramos la importancia de la hidratación en el ciclismo, por ello hoy queremos hacer una comparativa entre una mochila de hidratación y un bidón. Parece, quizás, una obviedad, pero no es tan sencillo, cada biker tiene su predisposición a usar una cosa u otra.

A la mochila de hidratación se la suele conocer o denominar como Camelbak de manera general, aunque Camelbak es una marca especializada en mochilas de hidratación. Es una de las más reconocidas y quizás por eso se ha adoptado el nombre comercial de manera general cuando nos referimos a una mochila de hidratación.

Por otro lado, esto no ocurre con el bidón, podemos decir, de toda la vida, aun fabricando también, esta última, bidones.

El primer punto que debemos ver es la capacidad.

Todos sabemos que una mochila de hidratación, una de sus grandes ventajas, es la disponibilidad de más capacidad de líquido frente a un bidón. En una mochila, se pueden llevar hasta 3-5 litros de agua mientras que en un bidón, quizás lo máximo sea de 1 litro. Normalmente nuestras bicis podemos llevar uno o dos porta bidones, aunque podríamos buscar hueco para mas pero sería algo engorroso, con lo que tendríamos entre 1 y 2 litros en bidones por los hasta 5 litros en la mochila.

Si sales con la bici de carretera, sueles llevar dos porta bidones, y raramente se ve una mochila de hidratación para carretera, pero sí que hay para esta disciplina.

EL siguiente punto para comparar es el peso.

Es obvio deducir que una mochila de hidratación es mucho pesada, llevamos más litros de agua, por lo tanto más kilos y si a esto le añadimos las herramientas y demás para las posibles averías y pinchazos el peso aumenta. En una salida cargado de agua podrías llevar hasta 4 kilos colgados de tu espalda y también suben contigo esas rampas empinadas que parece que nunca terminan. Por el contrario los bidones son más ligeros, aumentando entre 1 y 2 kilos aproximadamente el peso.

Tendremos que decidir entre ir “seguros” en cuanto a hidratación, más vale que sobre a que falte, y portar, al menos hasta que no se consuma el agua, más peso o reducir la capacidad de hidratación y ser más livianos en cuanto al peso.

Otro aspecto pero no menos importante es la limpieza.

Las mochilas de hidratación tienen, aunque no lo parezca, su mantenimiento. Después de cada uso, debemos limpiarla y secarla detenidamente. Si la dejamos sin limpiar y secar, la bolsa de hidratación puede llegar a quedar inservible, ya que con la humedad pueden aparecer bacterias y olores que inutilizaran la bolsa. Hay munas maneras y trucos de limpiar una mochila de hidratación y secarla, desde el uso de una percha de alambre doblada de tal manera que entre en la bolsa y la deje secar al aire o con una simple servilleta de papel para absorber toda la humedad.

Por el contrario un bidón no necesita hacer nada especial, simplemente un pequeño lavado después de cada ruta, para limpiar el bidón en sí y la boquilla de la salida de agua. Se puede lavar con agua y jabón y dejar secar abierto y en unos minutos está listo para su uso de nuevo. También hay que destacar que en un bidón se puede llenar de agua, bebida isotónica, cola o cualquier otro líquido, en cambio las mochilas de hidratación están diseñadas solo para agua.

Podríamos hablar de otro punto como el olor y sabor del agua y que está muy ligado con el apartado anterior.

Si no realizamos un correcto limpiado y secado de la mochila de hidratación esta puede absorber olores y sabores que no nos gustará demasiado al igual que los bidones.

Por último podemos encontrar otro factor como las limitaciones.

El bidón solo sirve para llevar líquido, aunque algunos podréis pensar que también se pueden llevar alguna herramienta o kit de antipinchazos en un bidón secundario, pero no es lo más normal ni lo más recomendable. En cambio en nuestra mochila podemos portar todo lo que necesitemos desde un casco hasta cualquier kit de supervivencia.

Nosotros somos más partidarios de usar mochila de hidratación ya que creemos que las ventajas con respecto al bidón son más beneficiosas. Depende de tu forma de montar, la disciplina que practiques, la manera en que haces tus entrenamientos, si los enfocas a la competición o no, puedes elegir una cosa u otra. Hay muchos varios factores que hacen elegir una mochila o bidón y cada biker tiene sus preferencias.


Tags assigned to this article:
Entrenamiento MTBHidratacionMountain Bike

Related Articles

La firma Suiza Assos presenta la nueva chaqueta de invierno iJ.Shaq.6

Quizás la firma Suiza Assos no es una marca de las más económicas del mercado, puede que todo lo contrario,

Switch Infinity, nuevo Sistema de Suspensión de Yeti

Yeti nos presenta, para este próximo 2015, una Mountain Bike espectacular, la SB5c. Una All Mountain con ruedas de 25.5

CODYLOST bike, un sistema para registrar y proteger tu Bicicleta

Verdaderamente no existe un sistema completamente eficaz para proteger tu bici de un robo, ya que si el ladrón quiere

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*