mountain bike-blog-magazine

Bicicletas Eléctricas, ¿Si o No?

Bicicletas Eléctricas, ¿Si o No?

En estos momentos estamos viendo un alza en el sector de las bicicletas eléctricas o e-bike. Se están lanzando muchos modelos al mercado, incluso de marcas que no se caracterizaban por diseñar este tipo de bicicletas. En el mundo del Mountain Bike hay muchas firmas que comercializan e-bike realmente extraordinarias desde XCountry hasta Enduro pasando por la doble suspensión. Existe mucha controversia a la hora de catalogar una bicicleta eléctrica y no queda claro si es o no es una bicicleta. Lo primero que debemos hacer es conocer un poco más el funcionamiento de las e-bike para después valorar su uso en el Mountain Bike.

¿Qué es una bicicleta eléctrica?

En nuestro país, se considera una bicicleta eléctrica a aquellos vehículos con pedales que equipadas con un motor eléctrico auxiliar de potencia nominal continua máxima de 0,25 kilovatios, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpa cuando la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h, o antes si el ciclista deja de pedalear o frena (según el artículo 1.1.h de la Directiva 2002/24/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de marzo de 2002).

¿Cómo funciona una bici eléctrica?

Las bicicletas eléctricas incorporan un Sistema de Pedaleo Asistido (también denominado P.A.S. o Pedelec). Este sistema se activa mediante un sensor que determina la fuerza de nuestro pedaleo trasmitiendo esta información a un motor para que éste ayude al avance de la bicicleta. Cuando se deja de pedalear o se acciona el freno, el motor deja de funcionar. Algunos fabricantes montan en el manillar un acelerador que parece ofrecer ciertas ventajas, pero cuyo uso convierte nuestro vehículo en ciclomotor.

La energía es suministrada por una batería que en muchos casos podemos extraer de la bicicleta, pero que no es obligatorio. Que podemos cargar en cualquier enchufe corriente (atención a las instrucciones de aquellas adquiridas por fuentes no convencionales). Y que necesitan un tiempo de carga de entre 2-8 horas dependiendo el modelo.

¿Cuál es la velocidad y autonomía que alcanzan?

Dependiendo del modelo de bicicleta eléctrica, la velocidad varía desde los reglamentarios 25Kms/h asta los 40Kms/h, e incluso más. La autonomía también varía considerablemente según el tipo de batería instalada en la bicicleta, pues existen dispositivos de recarga cuando la bicicleta rueda. Por tanto, hay bicicletas eléctricas capaces de sobrepasar los 140 Km, aunque la autonomía típica es de unos 35-60 Km. Esta autonomía ha sido basada en la conducción de un ciclista de 70kg en un circuito plano y sin vientos fuertes, aunque cada fabricante sigue su propio criterio.

¿Cuál es la vida útil de una batería?

Las baterías están sujetas a desgaste: Con el paso del tiempo nuestra batería podrá almacenar menos electricidad (y se cargarán más rápidamente) y por lo tanto tendrán menos autonomía. Este proceso químico de desgaste, que empieza desde el momento de su fabricación, aumenta con su uso. En internet encontramos sitios donde hablan de un número concreto de recargas (500 o 1.000): Esta información induce al error, ya que es obvio que usar una batería 50 veces al año, no significa que la batería dure 10 o 20 años. La duración de una batería como término medio son los dos años.

¿Qué tipo de baterías existen y cuáles son las diferencias?

Baterías de Plomo Ácido Está constituida por dos electrodos de plomo. Son las baterías más económicas por su fácil fabricación. Tienen el inconveniente de su elevado peso y que no admiten sobrecargas ni descargas profundas, viendo seriamente disminuida su vida útil. Son altamente contaminantes y tienen una baja densidad de energía: 30 Wh/kg. Son las típicas que tienen los coches de combustión para activar el motor de arranque.

Baterías de níquel-hierro (Ni-Fe) También denominada de ferroníquel. El cátodo estaba compuesto por hileras de finos tubos formados por láminas enrolladas de acero niquelado, estos tubos están rellenos de hidróxido de níquel u oxi-hidróxido de níquel (NiOOH). Las reacciones de carga/descarga son completamente reversibles y la formación de cristales de hierro preserva los electrodos por lo cual no se produce efecto memoria lo que confiere a esta batería gran duración. La desventaja que tiene es que sólo posee una eficiencia del 65% y poseen poca densidad, 40 Wh/kg.

Baterías de níquel-cadmio (Ni-Cd) Utilizan un cátodo de hidróxido de níquel y un ánodo de un compuesto de cadmio. El electrolito es de hidróxido de potasio. Esta configuración de materiales permite recargar la batería una vez está agotada, para su reutilización. Sin embargo, su densidad de energía es de tan sólo 50 Wh/kg y el efecto memoria es muy alto.

Baterías de iones de litio (Li-ion) Son las más comunes hoy en día. Utilizan un ánodo de grafito y un cátodo de óxido de cobalto, trifilina (LiFePO4) u óxido de manganeso. Su desarrollo es más reciente, y permite llegar a altas densidades de capacidad de hasta 115 Wh/kg. No admiten descargas y sufren mucho cuando éstas suceden; por lo que suelen llevar acoplada circuitería adicional para conocer el estado de la batería, y evitar así tanto la carga excesiva como la descarga completa. Otro de los inconvenientes que plantean es que no admiten bien los cambios de temperatura.

Un ejemplo que hemos podido ver recientemente, ha sido la Trek Superfly+. Es un modelo rígido de 29 pulgadas con asistencia eléctrica en la transmisión, aportando al ciclista una potencia adicional. Posee un motor Bosch muy fiable que suministra potencia hasta alcanzar los 25 km/h. Con este plus de potencia las rampas mas empinadas pueden convertirse en simples subidas. El diseño de esta Trek hace que el sistema de transmisión eléctrico quede totalmente integrado y ofrezca una perspectiva muy similar a una MTB convencional.

Un caso curioso es el de la Specialized Turbo que fue diseñada para ser la bicicleta eléctrica más rápida del mundo. Es capaz de alcanzar una velocidad asistida de 45Km/h. Esta situación la hace incompatible con las leyes que rigen este tipo de vehículos en algunos países y por lo tanto se acerca mucho más a un ciclomotor que a una bicicleta. Este modelo cuanta con un motor de 250 vatios en la rueda trasera y una batería de Litio-Ion de 342Wh y una autonomía de una hora a máxima velocidad.

Ahora, con el boom de las e-bikes, quizás podemos pensar que necesitamos legislar o catalogar de una manera más específica que es una e-bike, bicicleta con pedaleo asistido o ciclomotor, porque realmente la diferencia es muy pequeña. No es ni agua ni tierra, si no una especie de barro, que no ayuda mucho al usuario final. Para nosotros, el ciclismo, tal y como lo concebimos, no tenemos asistencia al pedaleo de nada que no sean tus piernas y sufrir en esas rampas imposibles y disfrutar en los descensos más vertiginosos. Las e-bikes pueden ser de gran utilidad para situaciones concretas, como ayuda o suplemento para deportistas que por alguna razón no puedan llegar a puntos de exigencia en el ejercicio físico, enfermedades cardio-respiratorias, recuperaciones de lesión de rodilla… etc.

Finalmente sois vosotros, los ciclistas, quien debe elegir el uso o no, de este tipo de bicicletas.


Tags assigned to this article:
Bicicleta electricae-bike

Related Articles

BriTek’s Brilliant Airless Bicycle, reinventa la rueda para Mountain Bike

Los pinchazos de bicicletas podrían ser una cosa del pasado gracias a BriTek’s Brilliant Airless Bicycle. Considerando que la mayoría

Jose Antonio Hermida y Gunn-Rita Dahle Flesjå, renuevan con el Multivan Merida

Esta es una noticia que seguro que no ha sorprendido a nadie en el mundo del Mountain Bike , nos

La firma Suiza Assos presenta la nueva chaqueta de invierno iJ.Shaq.6

Quizás la firma Suiza Assos no es una marca de las más económicas del mercado, puede que todo lo contrario,

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*